(Pertsona nagusientzat) ingurune lagunkoia diseinatzen

(Pertsona nagusientzat) ingurune lagunkoia diseinatzen

Barkatu eragozpenak baina sarrera hau gazteleraz bakarrik dago

La tendencia demográfica nos indica que cada vez es (y será) mayor y más importante el porcentaje de población mayor de 65 años. Nuestra sociedad envejece, incrementándose la esperanza de vida, con una tendencia a la feminización de la vejez y al aumento de la diversidad de las personas mayores. Cambios que provocan algunas preguntas necesitadas de respuestas inmediatas entre arquitectos, urbanistas, gestores de lo público y también entre la sociedad en general: ¿Cómo cambia el uso del espacio público a medida que nos hacemos mayores? ¿Cómo puede aprovecharse el conocimiento y la experiencia de la población para construir poblaciones más amables? ¿Surgen nuevas necesidades y/o actividades en el espacio público cuando nos hacemos mayores? Cuál debería ser el papel de las personas mayores en la planificación urbana?

Frente al reto de envejecer, promover un envejecimiento activo y saludable es una tarea conjunta entre las distintas administraciones, profesionales, entidades sociales, empresas y personas.
En este contexto y en el marco del Plan de Acción de la Estrategia 2018-2019, desde la Dirección General de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno de Navarra están desarrollando una experiencia piloto de “Ciudades, pueblos y barrios amigables”. Experiencia en la que estamos trabajando en colaboración con el estudio de arquitectura, urbanismo y diseño Canicca.

En esta fase del plan colaboramos en el desarrollo de dos diagnósticos urbanos participativos en los municipios Navarros de Burgui y Lerín. Se trata de analizar las características urbanas desde las perspectiva del envejecimiento activo, a través del análisis de la calidad de los espacios, edificios y transporte públicos para proponer de manera colectiva actuaciones que puedan contribuir al desarrollo de unos municipios más amable para sus habitantes más mayores.

Estos diagnósticos son el primer paso para seguir avanzando en la amabilización de estos pueblos, poniendo en el foco e identificando aquellos aspectos del diseño urbano (calles, aceras,…) que interfieren en nuestro día a día, en nuestra movilidad y nuestros desplazamientos diarios, en el disfrute de nuestros entornos, en el cuidado y diseño de las zonas verdes, en la disponibilidad de mobiliario y equipamientos públicos que den respuesta a las nuevas demandas y necesidades. Convirtiéndose así en una herramienta para la administración local, con un importante potencial para mejorar e integrar la perspectiva de las personas mayores.

Aunque las personas beneficiarias de este proyecto sean directamente las personas mayores, también las personas vinculadas al sector de los cuidados, y finalmente la sociedad en general se benefician de las mejoras propuestas a través de estos diagnósticos, ya que un pueblo amable con las personas mayores, es un pueblo amable para toda la sociedad, sin distinción de género, edad o condición social.

Ez dago Iruzkinik

Sorry, the comment form is closed at this time.